Hay lugares en el mundo que son reconocibles por muchos de sus encantos reflejados en la cultura o la industria, Ibiza se distingue por provocar emociones inolvidables en todo aquel que llega a sus costas…la finalidad de mi trabajo como diseñadora ibicenca, es provocar emociones en todos aquellos que me permitan hacerles sentir qué es para mi la moda adlib. De este modo, me siento partícipe de esa maravillosa tarea que resulta crear con libertad reflejos de la esencia cultural de la isla.

Mis sentimientos y creatividad tienen un color predominante; Blanco Ibiza.

Creo en el esplendor de la sencillez y en la magia de los materiales nobles con los que realizo mis colecciones, como el algodón.
La sensualidad y la belleza femenina residen en la mujer, en todas.

La producción de cada colección está determinada por la visión artesanal de la confección y se realiza por profesionales en la isla.

La atención al cuidado del entorno está presente en cada acción productiva de la firma.